Twitter

viernes, 29 de julio de 2011

Nada.

En unos minutos serán las 3 de la mañana. Admito que a esta hora comienzo a sentirme ya algo cansado, con el único deseo de que cuando me disponga a dormir lo pueda lograr. No necesito de bebida energética alguna, café o cualquier cosa de esas, el insomnio en mí es natural, provocado por sabrán los dioses cuál motivo. Es útil en tiempos de clases, pues puedo prolongar el estudio hasta estas horas de la madrugada. Pero cuando uno no tiene la intención de "aprovechar" el tiempo, puede resultar horrible, tormentoso.

Bueno, a veces es a esta hora que se despierta la creatividad o cuando llegan ideas para cualquier cosa. Tengo un cuaderno en el que escribo lo que insolentemente me atrevo a llamar "poemas". Y tengo varias de esas cosas también aquí en la computadora. A veces me pregunto por qué escribo todo eso, si de verdad algún día querré publicarlo o algo así. A pesar de preguntarme esto, siempre hay momentos en los que no puedo evitar hacerlo, sea por el hecho de que simplemente tengo una idea buena, o bien, porque un sentimiento o una sensación de dimensiones terribles no me deja en paz.

Esto de escribir lo llevo haciendo desde hace años. Tampoco he sido muy constante, pues hubo una época relativamente reciente en que no lo hice para nada. Y no, no conservo muchas de las cosas que he escrito. Normalmente, lo que hacía que eso que había escrito tuviera sentido desaparecía después de un tiempo, o simplemente me daba cuenta de que eran versos horribles como para conservarlos.

Algunas cosas las he puesto aquí, otras en tumblr, otras están guardando silencio en las hojas de mi cuaderno o en forma de bytes y kilobytes en el disco duro de esta computadora. Lo que sea.

Ya pasan de las 3 y no puedo dormir. ¿Escribiré ahora? Probablemente...

No hay comentarios: